Tipos de Hackers y su forma de actuar

A primera vista, la palabra hacker puede tener una serie de connotaciones negativas que nos hace temer el término y casi que nos incita a borrar nuestras redes sociales. En parte ese miedo es completamente natural, ya que la palabra ha sido objeto de usos incorrectos que hoy en día son el motivo de su equívoca acepción.

En su origen, un hacker es un experto en seguridad informática (bueno) que trabaja probando los sistemas de seguridad de empresas, negocios, bases de datos… El cometido de este profesional es el de localizar las fallas de seguridad que puedan tener los sistemas. Imaginemos que tenemos un terreno enorme, cuyo perímetro está rodeado por una valla metálica, el trabajo del hacker sería el de encontrar huecos en la valla por los que los ladrones podrían entrar.

Aunque tener conocimientos en seguridad informática puede ser muy útil para las empresas, también es muy útil para los criminales. De hecho existe una palabra para referirnos a estos criminales informáticos: cracker. Los crackers detectan fallas de seguridad para colarse en tu sistema y llevar a cabo sus actividades maliciosas como el robo de datos, suplantación de identidad, acceder a nuestras cuentas bancarias o conocer nuestra actividad financiera. Esta problemática está a la orden del día, es por ello que hay personas especializada en tratar esta cuestión desde diferentes ángulos.

A continuación te explicamos la nomenclatura que reciben estos expertos en ciberseguridad según la actividad que lleven a cabo:

Black Hat

Los denominados Black Hat (Sombrero Negro) son aquellos hackers que intencionalmente utilizan sus conocimientos para llevar a cabo algún tipo de actividad ilícita o crimen.

Son usuarios dotados pero no éticos que están motivados por sentimientos de poder y venganza. Son matones en todos los sentidos de la palabra, y comparten los mismos rasgos de personalidad como los adolescentes con problemas de crecimiento emocional.

Los hackers de sombrero negro son reconocidos por los siguientes delitos informáticos:

  • Ataques DDoS que dañan las redes de ordenadores.
  • El robo de identidad.
  • El vandalismo de los sistemas.
  • La creación de programas destructivos, como los gusanos.

White Hat

Los White Hat (Sombrero Blanco) son los éticos. Expertos en ciberseguridad que dedican sus esfuerzos a proteger sistemas, localizar black hats y hacer auditorías de seguridad para empresas y gobiernos. Podríamos decir que los White hats son los buenos y están motivados por causas de honor. Algunos hackers white hat se reforman de ser black hat, al igual que los ex convictos. Mientras que ellos pueden haber sido poco éticos en el pasado, su vocación actual se considera ética.

Los hackers éticos están motivados por un sueldo fijo. No es sorprendente ver a los hackers éticos gastar su paga en ordenadores personales muy caros para uso personal, para poder jugar juegos en línea después del trabajo. Mientras tengan un trabajo bien pagado para mantener sus hábitos personales, un hacker ético no suele destruir ni robar de su empleador.

Grey Hat

Estos son los que se encuentran en el ecuador, atraídos por ambos lados de la fuerza. Los Grey Hat (sombrero gris) son hackers que sin pretender hacer daño a nadie ni destruir ningún sistema, lleva a cabo actividades ilícitas en la red. Por ejemplo, si usaste algún programa P2P como Ares, eMule, o eDonkey, puedes considerarte un Grey Hat. Este tipo de hackers suele ser castigado por delitos menores como intercambio ilegal de archivos o desarrollo de software de crackeo. Sí, si nunca has pagado tu licencia de Adobe o de Office, probablemente estés usando un crack desarrollado por un Grey Hat.

Este tipo de hackers no suele convertirse en un Black Hat, sino que se mantiene en un estado intermedio entre el bien y el mal.

Crackers

Se denomina cracker a los Black Hats en general. A diferencia de un hacker, este destruye y pretende dañar a sus víctimas. Es otra forma de llamar a los hackers maliciosos o Black Hats.

Carder

Por último, pero no menos importante. Los carders son expertos en robar información de tarjetas de crédito, su nombre viene de la palabra Card, tarjeta en inglés. El modus operandi más conocido de estos cibercriminales se basa en llevarte hacia tiendas online o plataformas de pago, con la diferencia de que en este caso, son clones de las páginas originales. El usuario navega como si estuviera haciendo una compra normal, sin saber que está regalando sus datos bancarios a un criminal. Otra de las tácticas de estos, es la de llamarte por teléfono o enviarte un mail en el que haciéndose pasar por una entidad, te solicitan algún tipo de información relacionada con tu tarjeta de crédito. Posteriormente realizan compras con regularidad y paulatinamente para no levantar sospechas.

Tipos de Hackers y su forma de actuar
Aviso de Cookies
 

Utilizamos cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “aceptar” o configurarlas o rechazar su uso clicando AQUÍ.